Buscar en UXD.cl
Escribe algo y presiona Enter
Sobre nosotros

¿Qué es el Diseño inclusivo?

Diseño inclusivo, diseño universal, diseño para todos. Son conceptos que llevan varios años usándose y apareciendo esporádicamente en las escuelas de diseño. Parecen ser conceptos de menor importancia y confusos debido a lo pretencioso de sus adjetivos.

Sin embargo el concepto de diseño inclusivo es de prima importancia, no es una especialidad o un concepto independiente, de hecho es parte del diseño. Es más, a mi criterio es el concepto más importante de todos dentro del diseño, porque se trata de las personas. En términos simples el diseño inclusivo persigue desarrollar productos y servicios que puedan ser usados por la mayor audiencia posible, entendiendo que toda población usuaria está compuesta por personas de diversas edades y habilidades.  El problema muchas veces es que como diseñadores no conocemos cuáles son esas habilidades y deficiencias específicas. Por ejemplo, ¿Sabías que a los 40 años la cantidad de luz que entra a través de la retina es la mitad que a los 20? Y a los 60 años es un 20%. Es decir todos los usuarios adultos sobre 40 años tienen una lectura cromática diferente a la del resto de la población. ¿Qué hacemos? ¿Diseñamos para los de 20 años o los de 40?.

Ya que llegamos a esa pregunta dimos un paso no menor. Estamos identificando que dentro de la población existen personas, que no son discapacitados (en el sentido estricto) ni tienen alguna patología evidente, pero que si se encuentran en lugares distintos dentro de lo que vamos a llamar, círculo de uso. Fig 1. En la figura podemos observar un gran círculo verde que representa el campo de uso, el cual vamos a entender como el rango de usabilidad donde un producto o servicio es usable. (Usabilidad en Slideshare). Dentro de este círculo aparecen 4 figuras que representan 4 tipos de usuarios, uno más cercano al centro, otro más distante, uno que está en el borde y el último fuera del círculo.

Vamos a categorizar a estos 4 usuarios radialmente, los que estén más cercanos al centro tendrán solucionada de mejor manera la usabilidad. Recordemos que esta podemos medirla en 5 coordenadas, aprendizaje, satisfacción,  eficiencia, errores y memorabilidad.

Los usuarios más cercanos al centro tienen una compatibilidad mayor entre sus características como usuario (necesidades y capacidades) y las características del objeto o servicio (Coordenadas de usabilidad).

Por ejemplo, pensemos en un elemento de uso básico como un abrelatas. Un elemento que por cierto tiene o debiese tener un rango generoso de usuarios ya que forma parte del lenguaje común de toda cocina. Identifiquemos los 4 tipos de usuario para este producto.

  • El primero, cercano al centro podría ser, y voy a especular tratando de arman un “personas” rápidamente y según mi experiencia. Un joven, de 17 años, deportista, muy activo físicamente y consumidor de productos enlatados debido a su afán por acampar al aire libre. Este personaje probablemente no tenga problemas con el uso. En términos biomecánicos no le significará una sobrecarga específica sobre sus extremidades y el esfuerzo mecánico que puede alcanzar será más que suficiente para abrir una lata.
  • Nuestro segundo usuario, más lejano del centro, podría ser una dueña de casa, en su mediana adultez, de unos 38 años, con 3 hijos. Que no tiene problemas para abrir una lata, pero si siente un poco de dolor al usar el objeto y trata de evitarlo cuando puede.
  • El tercer personaje en el borde, será una persona de la tercera edad, con algunos problemas articulares debido al paso de los años, de buena salud y muy activo. Sin embargo para esta persona, el objeto tiende a ser muy torpe, mecánicamente es incapaz de abrir una lata y casi siempre termina cortándose la mano cuando usa el abrelatas.
  • Por último, nuestro usuario en gris y  fuera del círculo representa a los usuarios que son incapaces de usar el objeto, no necesariamente por que alguna patología lo afecte y sea incapaz de usar el objeto, sino que el objeto o servicio se encuentra fuera de sus coordenadas de usabilidad, no sabe para qué sirve ni cómo funciona, no es capaz de reconocer un valor en su uso y por ende no lo reconoce como un objeto o servicio útil. Es complejo de analizar brevemente, porque pueden haber usuario muy lejanos al borde, otros bien cerca.

Cuando uno ve a un integrante de su familia usando un cuchillo para abrir una lata en vez de usar el abre fácil, uno puede concluir que el diseño no está pensado para esa persona, que no es capaz de permear en su conciencia como un elemento útil y por ende lo excluye.

El diseño inclusivo no se trata entonces de hacer productos específicos para los usuarios que están fuera del borde, sino sobre ampliar el radio de uso y así quepan más usuarios.

Fast FAQ

Existen una serie de preguntas que hace un tiempo me he estado haciendo sobre el diseño inclusivo, y las comparto con las respuestas que he podido procesar.

¿Cuál es la diferencia entre diseño inclusivo y diseño universal?

En términos conceptuales tienden referirse a lo mismo, a la posibilidad de llegar a un diseño que pueda ser usado por toda la población sin importar su sexo, habilidades, fisiología y cultura. Sin embargo siendo un poco más perspicaz y analizando la bajada metodológica, el diseño inclusivo reconoce un campo de uso y un exterior que muchas veces no puede abarcarse porque existen grupos de usuarios con necesidades y realidades muy específicas y especiales. Se separa de “universal” una palabra y concepto muy ambicioso.

¿Por qué perseguir un diseño inclusivo y no diseñar para los nichos que se forman fuera del campo de uso?

La respuesta puede ser amplia. En términos de modelo de negocio, es mucho más atractivo tener un diseño que a través de la inserción de metodología puede ampliar el tamaño de su demanda. Que empresario no quiere eso. Por otro lado y dando la vuelta hacia los usuarios, podemos reconocer que existe una a sintonía entre la percepción de los objetos que están diseñados para todos y los que están diseñados para nichos. En “The Elder project: social, emotional, and environmental factors in the design of eldercare technologies” podemos ver como los ancianos se niegan a usar objetos “para ancianos” ya que fomentan su sensación de estar viejos generando una sensación de menor capacidad.

¿Para quién tengo que diseñar?

De la ergonomía podemos rescatar un par de conceptos de ayuda, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que nunca hay que diseñar para el promedio. La utilización del promedio en diseño es el mayor error que se puede cometer, pues significa considerar a sólo una parte de la población y que justamente y por lo general es la que tiene menos problemas de uso. Si volvemos al círculo de uso que revisamos arriba, diseñar para el promedio significaría incluir sólo a los dos primeros usuarios por que representan el mayor grupo, dejando fuera a los usuarios 3 y 4. ¿Qué hacer? Irnos a los bordes, donde están los usuarios con mayores problemas, identificar sus experiencias de uso, sus límites biomecánicos y de esfuerzo, categorizar sus capacidades y tratar de resolver en lo posible todas sus necesidades. ¿Qué logramos con esto?, incluir a todos los demás usuarios que están más cercanos al centro. Diseño para los extremos, se llama.

Es un poco ambicioso tratar de explicar todas las aristas del diseño inclusivo en un par de párrafos, por lo que a corto plazo pretendo desarrollar nuevas entradas que hablan sobre metodologías de diseño inclusivo y lo más interesante, como podemos obtener los datos de los usuarios en los extremos.
Los conceptos que he desarrollado son básicamente conclusiones subjetivas y en base a la experiencia que he tenido con mis alumnos en ergonomía, la invitación a conversar está abierta.

 

Links recomendados:

Inclusive Design Toolkit

Design Council UK

Engineering design centre, University of Cambridge

Diseño inclusivo Chile

gusoto

MSc in Human Computer Interaction (c) at UCL, London. UK. Managing innovative technologies Diploma, Oxford University. UK MA en Comunicación Aplicada UDD. Postítulos en Ergonomía y Marketing digital. Consultor en proyectos digitales y usabilidad. Linkedin http://goo.gl/7KHj3D

Únete a la conversación

  • joyce - 2 years ago

    http://www.cineaccesible.com/
    Buena iniciativa para replicar por estos lugares.

    Saludos

  • Maximiliano - 5 years ago

    Buen articulo y me hace mucho sentido pues siempre que trato de explicar la accesibilidad busco ejemplos de la vida real.
    En este aspecto estamos años luz de buen rumbo que está tomando el HTML ejes la primera norma de accesibilidad es del 1993, si recuerdo bien y solo hace pocos años existe un poco de noción al respecto.

    Saludos

  • Carolina - 5 years ago

    Muy interesante la perspectiva de inclusión llevada al diseño. Hace mucho tiempo que se investiga acerca de las necesidades del público objetivo y la interacción, sin embargo, la necesidad siempre va a acompañada de un estado sociológico, cultural y biológico que es fundamental para la toma de decisiones, que es finalmente lo que queremos conseguir.

    Me parece que ahondar en este tipo de distinciones nos ayuda a ir por un buen camino al diseñar y sobretodo entender al usuario.

    Buen aporte!
    saludos,
    @caropaz_

Pings & Trackbacks